621 243 451

¿Con qué frecuencia tenemos que revisar la vista de los niños?

La infancia es la etapa de aprendizaje a todo los niveles. Durante los primeros años de vida, y también a lo largo de la etapa escolar; aprendemos a hablar, a escribir, a poner nombre a todo lo que nos envuelta… Por lo tanto, durante estos años es muy importante detectar cualquier problema que pueda dificultar el aprendizaje de los niños y su desarrollo como personas.

La vista suele ser uno de los sentidos que más a menudo presenta más problemas entre los niños, pero esto es importante revisar para prevenir y actuar frente cualquier alteración visual.

Tenemos que tener en cuenta que el sistema visual de un niño se desarrolla hasta los 7 años, por lo tanto a partir de esa edad es más complicado mejorar la visión de un niño si previamente su problema no se ha tratado. Lo más aconsejable es que a partir de los tres años, se realice una visión al optometrista, y a partir de esta edad realizar revisiones cada año. Ahora bien, en el caso que la familia o profesores observan algún síntoma anormal es importante pedir hora para hacer una revisión.

Cuando hay problemas en el procedimiento de la información visual, los niños tienen que hacer un esfuerzo más grande concentración y esto a la larga se manifiesta con una falta de atención o motivación al momento de leer o escribir y en una compresión lectora baja.

Algunas señales de alerta de problemas visuales.

 

  • Desviar el ojo
  • Escribir o leer de muy cerca (menos de 20 cm)
  • Ver doble o borroso cuando se lea o escriba
  • Ver borroso de lejos y de cerca
  • Forzar la vista haciendo muecas para mirar a la pizarra
  • Leer muy lentamente, saltarse palabras o líneas, repetirlos dos veces.
  • Frotarse mucho los ojos
  • Mirar cerrando un ojo
  • Quejarse de dolor de cabeza o picor de ojos
  • Disminuir el rendimiento escolar.

Más consejos de salud visual