621 243 451

Decálogo de buenas prácticas en el uso de las pantallas.

Las nuevas tecnologías están muy presentes en nuestro día a día y se han convertido en una parte fundamental tanto en el ámbito profesional como en el ámbito de ocio y las relaciones sociales: Móvil, tabletas, ordenador, y televisión… Al final del día son muchas las horas que dedicamos a mirar estas pantallas y la luz de estos dispositivos electrónicos tienen efectos perjudiciales en nuestra vista.

Para mantener bienestar ocular frente al uso de las pantallas exponemos un decálogo de buenas prácticas.

Cualquier persona puede sufrir hipertensión ocular,
pero las más propensas son:

 

Cualquier persona puede sufrir hipertensión ocular, pero las más propensas son:

 

  1. Hacer uso de la corrección refractiva adecuada y necesaria.
  2. Tener una buena iluminación y preferiblemente luz natural.
  3. Regular la iluminación y el contraste de la pantalla para equilibrar la intensidad, así como no sentarse de espalda a la ventana para evitar reflejos.
  4. Mantener una cierta distancia entre el ojo y la pantalla. En el caso de los móviles y tabletas, la distancia no puede ser inferior a 30 cm, y en el caso de los ordenadores, mínima 50 cm. Si queremos ver películas o series, mejor a través de la televisión y una distancia mínima de la pantalla de 3m.
  5. Frente el ordenador es importante sentarse correctamente, situando los ojos a la altura del contorno superior de la pantalla, tener la espalda, las piernas y las rodillas en ángulo recto, y reposar los pies en el suelo.
  6. Aplicar la norma de 20/20/20: esto implica que cada 20 – 30 minutos, apartar la vista de la pantalla durante 20 segundos y mirar a 20 metros de distancia.
  7. Aprovechar el máximo de tiempo posible para realizar actividades al aire libre, y en el caso que sea posible a plena luz del día.
  8. Evitar mirar dispositivos digitales justo antes de ir a dormir.
  9. Utilizar lágrima artificial para evitar que se resequen los ojos, sobre todo los usuarios de lentes de contacto.
  10. Revisar la vista una vez al año para mantener una buena salud ocular y prevenir cualquier patología o problema visual.

Más consejos de salud visual